Si quieres vender tu propiedad, debes tener en cuenta que existen diferentes formas de venderla a un mejor precio. Desde pequeños detalles que hacen una enorme diferencia, hasta grandes remodelaciones, pueden lograr que consigas un precio mucho más jugoso en la negociación de tu vivienda.

Pequeñas mejoras pueden incrementar el precio de tu propiedad hasta 5%, además de lograr una venta en menor tiempo, para ello no es necesario que destines una fuerte cantidad de dinero, sólo falta prestar atención a esos pequeños detalles que le brindarán un nuevo aspecto a tu vivienda.

Rodrigo Sánchez- Ríos, cofundador y CFO de La Haus, startup proptech que está transformando la industria inmobiliaria en América Latina, revela que mientras en Estados Unidos el proceso de compra de un inmueble se realiza hasta en 2 meses, en el mercado Latinoamericano llevas hasta 14 meses, desventaja que buscan reducir a través de un proceso completamente digital y asesoría. Estos son 5 tips para aumentar el valor comercial de tu propiedad antes de empezar a recibir propuestas.

1.      Resalta las ventajas de su ubicación. A la hora de ofertar tu vivienda, no solo hables de las comodidades interiores, espacios y amenidades. A un comprador le interesa saber otros datos, como rutas de transporte, vías de acceso, seguridad y sitios de interés cercanos, tales como parques, centros comerciales, universidades y colegios.

2.      Prepárate para negociar. Probablemente, los interesados en comprar te pidan una rebaja o te ofrezcan dinero inmediato a cambio de un descuento. Si necesitas el dinero de forma urgente, fija un tope mínimo de lo que estás dispuesto a recibir y un monto para iniciar la negociación al que puedas ir bajando poco a poco en el proceso.  y súbele el monto, así podrás ir bajando de a poco en la negociación.

3.      Realiza remodelaciones. La primera impresión es muy importante, por lo que invertir y prestar atención a cada detalle del inmueble puede aumentar su valor. Detalles como una fachada recién pintada, un jardín lleno de flores, buena iluminación y herrajes nuevos, pueden hacer la diferencia de percepción con la propiedad.

4.      Aprovecha los espacios. En el caso de que tu propiedad sea pequeña, lo ideal es que a la hora de venderla esté organizada, sin objetos acumulados, con las paredes en tonos claros y gran iluminación, esto dará la sensación de mayor amplitud.

5.      Limpiar muy a fondo el interior de la casa. Debe estar libre de manchas, olores, humedades que podrían producir rechazo. Requiere una limpieza profesional profunda. La puedes hacer tú, pero como la haría un experto en limpieza, con productos profesionales.

Haciendo cambios en determinadas zonas de tu casa aumentarás su valor, no hablamos de grandes renovaciones, sino de pequeños cambios significativos que harán la gran diferencia para obtener más dinero por tu vivienda.