• Según el Banco de México, cerca de cinco millones de mexicanos cambiaron el uso de efectivo y tarjetas físicas por recursos y aplicaciones digitales durante la segunda mitad de 2020.
  • La digitalización aumentaría hasta en un 5.5% el tamaño de la economía y crecería hasta un 42% más rápido para el sector empresarial en 2022.
  • Según datos internos de Tribal, el 68.79% de las empresas realiza transacciones de manera virtual, contra un 31.1% que las realiza con tarjeta física.

En los últimos años, las PyMEs en México han tenido una expansión notable, en su camino para adaptarse y proliferar. De acuerdo a un estudio elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el 95.4% de las empresas en México son pequeñas y medianas, las cuales aportan hasta el 52% del PIB (Producto Interno Bruto) del país y generan alrededor del 78% de los empleos. 

Teniendo eso en cuenta, la importancia de las PyMEs juega un papel significativo dentro de la economía nacional. Sin embargo, durante la pandemia, más de 1 millón de pequeñas y medianas empresas cerraron por diversos motivos, entre ellos por falta de ingresos, la reducción de posibles inversionistas y el temor por adoptar nuevas herramientas. Esto representa un gran indicador de que los negocios debieron acoplarse de manera casi inmediata a la tecnología digital.

Por ello, el sector recurrió a la digitalización como recurso primordial para mantener su línea de producción y amplificar sus operaciones financieras. Y no solamente hubo un aumento considerable de adaptación, sino de surgimiento de nuevos negocios naciendo a partir de la digitalización. Según una encuesta realizada por GoDaddy, un 45% de las PyMEs con estrategias digitales fueron creadas en los últimos dos años – antes y durante la pandemia.

«Hoy en día es necesario que el sector empresarial, principalmente las PyMEs, adopten cada vez más los canales digitales y los combinen con las vías tradicionales, con la finalidad de hacer crecer sus modelos omnicanal, sin importar su tamaño. Esto les permitirá impulsar el comercio para llevarlo a nuevos territorios de mayor alcance, y al mismo tiempo, les ayudará a enfocarse mejor en la supervivencia y el crecimiento de sus negocios»mencionó Andrea Picardi, Country Manager de Tribal México.  

En el plano bancario también ha ocurrido una repercusión significativa, sobre todo en temas de transacciones en puntos de venta y solicitudes presenciales de beneficios físicos, cediendo el paso al plano digital. De acuerdo a cifras del Banco de México, cerca de cinco millones de mexicanos cambiaron el uso de efectivo y tarjetas físicas por recursos y aplicaciones digitales durante la segunda mitad de 2020. En el caso particular de Tribal, 68.79% de las transacciones que realizan sus clientes son con tarjeta virtual y 31.21% de las transacciones son con tarjeta física (esto en cuanto a monto).

La era digital que se avecina durante el 2022 muestra la importancia del e-commerce, la digitalización y el uso de soluciones tecnológicas que mezclan lo mejor del mundo digital con el físico para brindar a los clientes una experiencia integral y satisfactoria, además de que optimizará el funcionamiento y el crecimiento de los negocios.