Los muebles de guarda son muy importantes en las oficinas, y áreas de trabajo en espacios comunes dentro de los inmuebles, ayudan a mantener el orden, además, los colaboradores pueden salvaguardar la integridad de sus pertenencias. Existen muchos tipos de muebles de guarda y los lockers son unos de los más concurridos.

“Existe una gran variedad de modelos de lockers, que se adaptan a las necesidades de cada usuario. Los hay altos, bajos grandes o pequeños; de una puerta, dos, o más; con ventanillas o sin ellas. Sirven para almacenar diversos artículos como ropa, calzado, libros, bolsas, artículos de higiene y muchos otros. En sus inicios fueron creados para el almacenaje en el campo industrial, pero lo cierto es que pueden ser aptos para muchos tipos de negocios.” Comentan los expertos de PM Steele®

Estos muebles se pueden combinar con otros para crear estaciones de trabajo más efectivas. Así que, si requieres aprovechar tu espacio y al mismo tiempo mantener a salvo diversos materiales no delicados y personales como uniformes, zapatos, o herramientas de trabajo, los lockers son la solución más práctica, útil, segura y económica.

Todos los usuarios de la oficina necesitan espacio para guardar cosas, como se mencionó, desde sus pertenencias personales hasta el archivo vivo y muerto, es decir, todos los documentos o elementos para realizar día a día su trabajo, así como todos aquellos que necesitan estar disponibles para una consulta, pero que no se utiliza a diario. Estos sistemas de almacenamiento para oficinas optimizan espacio, permitiendo concentrar información de y para los colaboradores. “Hoy más que nunca, capitalizar espacios y mantener las pertenencias individuales protegidas de la intemperie y del contacto con otros abona a la tranquilidad de los colaboradores que deben ir a trabajar a los inmuebles. PM Steele® cuenta con soluciones diseñadas a la medida de cada cliente para favorecer la transformación de los espacios de trabajo, hoy, la demanda es practicidad y seguridad” finalizó el experto de PM Steele®.