Los días cortos y las temperaturas frías brindan la oportunidad de ponerse cómodo, vestirse con conjuntos que funcionen para dar un paseo, ir a la oficina o acurrucarse con el jersey de cashmere favorito. Las tendencias de la temporada van desde lentejuelas, plumas y volantes, hasta prendas de punto, sin dejar de lado los básicos esenciales para cualquier momento del año.

Más allá de los clásicos abrigos de la temporada, existen otras piezas que son un imperdible para llevar este invierno y con las que es posible crear una gran cantidad de atuendos para cualquier ocasión. Las prendas de punto, como los jerseys y suéteres, son un básico que puede ir perfecto con un look casual o formal, además de permitir crear capas, una de las tendencias más vistas en las pasarelas de la temporada.

Y aunque el clima otoñal no parece favorecer este tipo de prendas, los vestidos han ganado popularidad esta estación; ya sean midi o mini, son ideales para vestir junto a un favorito imperdible, las botas.

El otoño/invierno no solo consiste en abrigos y grandes chaquetas acolchadas, el ambiente de la estación permite jugar con las diferentes texturas de las prendas, superponer piezas y combinar colores, agregar todo tipo de accesorios como cinturones, joyería y bufandas, creando atuendos divertidos y trendy.