• 90% de las empresas que sobrevivieron al confinamiento tuvieron que recurrir a una adaptación tecnológica (INEGI)
  • El reto 2021 es sobrevivir a contingencias a distancia

La tecnología se ha vuelto un gran reto para que las empresas puedan operar a distancia, el 90% de las empresas que sobrevivieron al confinamiento en 2020 fue gracias a la adaptabilidad que lograron para operar de forma remota gracias a la tecnología, reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Un gran reto para las empresas en 2021 es una vez adaptado a la operación a distancia y manejando la tecnología, “sobrevivir” ante cualquier contingencia a distancia.

Para afrontar estos retos, existen empresas como Red Human que sugieren necesario realizar un estudio interno para ver las áreas de oportunidad que puedan orientar a las empresas sobre cómo llevar a cabo la capacitación de personal a fin de que les permita afrontar estos retos; asimismo, los especialistas en Red Human comentan que es importante conocer y monitorear todas las áreas de las empresas, para esto proponen un breve proceso básico a considerar.

El primer paso para conocer más a fondo qué áreas se verán afectadas ante un caso que esté fuera del alcance de las empresas, se detecta mediante un Análisis de Riesgo, donde con los resultados obtenidos se identifican los impactos financieros, legales, operativos, regulatorios que pudieran impactar de manera negativa en la empresa ante una situación de contingencia.

Una vez realizado este proceso, el paso que sigue es la elaboración de un plan en el cual se incluyan estrategias de recuperación de operaciones; en estos planes los especialistas de Red Human hacen énfasis en que se debe hacer una división de áreas (finanzas, RH, etc.) considerando los procesos y servicios que surgen dentro de la empresa; también es necesario tomar encuentra los distintos escenarios contingentes que pueda afrontar dicha asociación.

De esta manera, si llegase a ocurrir un imprevisto, ya existe un plan de acción a ejecutar en caso de que algún acto imprevisible surja, facilitando y agilizando la recuperación de la empresa.

Ahora bien, una vez que ya se cuentan con varios planes de sobrevivencia, se deben realizar capacitaciones y pruebas, es decir, todo el personal que conforma la empresa debe conocer a detalle los planes que correspondan a cada área, para saber qué hacer ante, durante y después de una contingencia. En conclusión, es de suma importancia conocer la empresa para así descubrir cuáles son las áreas de oportunidad en caso de que se llegara a presentar una contingencia; contar con planes y objetivos definidos, ayudará a continuar con las actividades de la empresa, reduciendo así las pérdidas.

Si las organizaciones realizan estas sugerencias de la mano con los expertos en captación, capacitación y promoción de capital humano como Red Human marcarán la diferencia de enfrentar, prevenir y asumir algún acontecimiento que esté fuera de sus manos y esto les dará ventajas sobre sus competidores.